La pandemia del coronavirus sigue disminuyendo netamente en Italia, con la región de Lombardía que registra la mitad de los contagios y muertos. Según los científicos la carga viral es mucho menor en los paciente que en marzo, abril y parte de mayo, cuando se registró el mayor número de los más de 34 mil muertos por el Covid-19.

 

Por Clarín

El director del Instituto Nacional de Investigaciones Farmacológicas, profesor Giuseppe Remuzzi, señaló que “la concentración de carga viral es mucho menor en las altas vías respiratorias”.

 

Lo cierto es que los hospitales tienen libres la mayor parte de las camas de terapia intensiva, que crece vistosamente el número de curados y que “los pacientes internados son “más jóvenes y menos graves”. El primario de la clínica de Enfermedades Infecciosas de Génova, Matteo Bassetti, explicó que “prácticamente hace diez días que no arriban nuevos enfermos”.

 

 

Casos más leves y baja la edad de los pacientes

“Hay muchos pacientes que llamamos ‘grises’, que llegan con síntomas respiratorios y se quedan solo dos días. De los últimos treinta sujetos que tratamos en las dos semanas, ni uno tenía el coronavirus”.

El neumólogo Sergio Harari, del hospital San Giuseppe de Milán dijo que no habían sido internados enfermos por coronavirus en los últimos 15 días. Y director de terapia intensiva del hospital San Rafael de Milán, explicó que “desde el 16 de abril no hemos internado aquí ningún paciente por coronavirus”.

El boletín diario que emite la Protección Civil indicó que el miércoles los nuevos contaminados en todo el país fueron 202 y los muertos 71. La mitad en la región de Lombardía.

La epidemia sigue lentamente disminuyendo. Fuera de las cuatro regiones más afectadas (Lombardía, Piamonte, Liguria y Emilia Romania), hay once regiones italianas que no han padecido nuevos infectados en los últimos días y siete que no registran decesos.

En Lazio la pandemia se sigue extinguiendo, pero se ha registrado un brote con 71 contagios en el hospital romano San Rafael de rehabilitación de trasplantados, operados del corazón y de otras enfermedades. El hospital fue de inmediato aislado y se declaró la “zona roja” que hasta con participación policial impide los contactos humanos y obliga a desinfectar y sanificar las estructuras. Dos personas, una de ellas un enfermero, sufrieron contagios en el Policlínico Universitario, uno de los hospitales más grandes de Italia, debido a contactos previos con infectados del hospital San Rafael, pero fueron rápidamente detectados y aislados.

El epidemiólogo Patrizio Pezzotti, dijo que se observa una disminución de la edad media de los pacientes. “El promedio de edad es de 55 años, inferior a los 60 años en los meses más intensos de la pandemia”, explicó.

Las familias, la principal fuente de los contagios

Los virólogos creen que actualmente la principal fuente de los contagios son las familias, en gran parte contraídos durante la cuarentena. Pezzotti dijo que “los enfermos sufren características menos graves”. El primario infectólogo del Hospital Sacco de Milán, profesor Massimo Galli, señaló que “todavía vemos algunas pulmonías de una cierta entidad en personas ancianas, pero en general son infecciones viejas”.

Mientras son continuos los llamados a intensificar los preparativos para una posible segunda oleada de la pandemia cuando llegue el otoño, en setiembre-octubre, los especialistas que examinan las curvas epidémicas y los datos de una posible disminución de la carga viral del Covid-19, una parte de los científicos cree posible que a fines de este mes o en julio, pleno verano, la epidemia entre en una fase de quasidesaparición.

“El virus no va, está siempre con nosotros y por eso no debemos descuidarnos”, advierte el profesor Galli.

El primario virólogo milanés señala que “no sabemos si se ha producido una mutación no identificada en el coronavirus”. En el Instituto Superior de Sanidad, sostienen que la cantidad de casos leves identificados hace disminuir la proporción de casos graves, “pero la enfermedad no ha cambiado”.

“No ha terminado la enfermedad, sino la primera oleada”, confirma el profesor Galli, el primario del principal hospital de enfermedades infecciosas de Milán.

La apertura de la tercera fase ha aumentado los contactos humanos en la calle, los lugares de trabajo, bares y restaurantes. Desde el viernes reabrirán también cines y teatros. Unos días después los locales nocturnos. Aflojará la cuarentena que tiene parados, salvo hacer ejercicios y trotes, a los deportistas desde el sábado 20. A fin de mes se reanudarán muchos vuelos comerciales.

Ni hablar de las movidas preñadas de gestos de violencia y fanfarronadas en ciudades como Roma, Milán y Nápoles. La incógnita es si muchos jóvenes no se están infectando entre ellos. El profesor Galli respondió, lacónico: “Lo sabremos dentro de dos o tres semanas”.

 

 

 

Share

Copyright © 2020 VenezolanosRD. All Right Reserved.
Powered By Joomla Perfect