Hace pocos días la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) anunció que seis de los ocho equipos de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) tendrían permiso para ingresar a su roster a jugadores afiliados a la Major League Baseball (MLB) tras las sanciones efectuadas por parte del gobierno de los Estados Unidos al régimen de Nicolás Maduro.

lapatilla.com

Esta información fue reafirmada por la propia MLB, quien a través de un comunicado informó que sus toleteros podrían venir a Venezuela tan pronto iniciaran los playoffs este mes de enero de 2020.

 

 

 

“Los jugadores afiliados al sistema” de Major League Baseball (MLB) ya están habilitados”, anunciaron en un comunicado.

 

Magallanes y Tigres, ambos clubes que quedaron por fuera de la regla de salvedad de las sanciones, no tienen permitido el ingreso de peloteros a sus alineaciones por sus supuestos nexos con el régimen de Maduro, regla que han puesto en tela de juicio directivos de las organizaciones, por manifestar que no es correcto este tipo de decisiones por ser divisas deportivas de larga trayectoria en el país.

A propósito de esto, muchas son las interrogantes que se manejan alrededor de los Tiburones de La Guaira, equipo que al igual que Cardenales de Lara, Leones del Caracas, Caribes de Anzoátegui, Bravos de Margarita y Aguilas del Zulia se liberaron de las represalias de la Ofac para la campaña en desarrollo.

¿Por qué se generan las dudas? 

 

 

 

Este domingo cinco de enero el vocero del régimen de Nicolás Maduro, Jorge Luis García Carneiro, anunció con bombos y platillos la inauguración del nuevo “Estadio Fórum La Guaira”, escenario que serviría de sede para “Los Escualos” y que claramente genera relación directa con el exmilitar sancionado.

 

El Tesoro estadounidense señaló al político venezolano de estar “alineado con Maduro y de obstaculizar la ayuda humanitaria tan necesitada y prolongar el sufrimiento del pueblo venezolano”, razón que consideraron de alta gravedad para el desarrollo pacifico de los problemas internos de la nación sudamericana.

Steven Mnuchin, secretario de la organización, acusó a Carneiro junto a otros tres “gobernadores” chavistas, y les prohibió movilizar bienes y transacciones internacionales.

“Los intentos del régimen ilegítimo de Maduro para bloquear la asistencia internacional son vergonzosos. El Departamento del Tesoro apunta contra cuatro gobernadores alineados con el ex presidente Maduro por ponerse en el camino de la necesitada ayuda humanitaria y prolongar el sufrimiento del pueblo venezolano“, indicó.

La salvedad 

A solo 13 días del evento de estreno del recinto deportivo, el propio Carneiro habría dejado claro que este estadio no sería de uso exclusivo de Los Tiburones, manifestando que el complejo sería para todos los ciudadanos de la entidad.

“Le decimos al pueblo que aquí estamos, este no es el estadio de los Tiburones, este es el parque de la gente y ellos son los que deciden”, afirmó.

Para tomar en cuenta

Es claro que involucrarse con un sancionado por los Estados Unidos es un garante para que la Ofac reconsidere sanciones, la alta tensión entre los dos países no tiene alejado al espectro deportivo, y no importa cuanto se intente maquillar la situación, si deben actuar evitarán cualquier nexo de sus protegidos (jugadores) con todo lo que tenga que ver con Maduro.

Hasta ahora, La Guaira sigue jugando en el Estadio Universitario de la ciudad de Caracas, centro que comparten con los Leones del Caracas, club con el que disputan actualmente la serie clasificatoria de la liga local.

Share

Copyright © 2020 VenezolanosRD. All Right Reserved.
Powered By Joomla Perfect