El estilo de gobierno de Nicolás Maduro consiste principalmente en negar las evidencias y regodearse en una realidad virtual. Ocurre con las cifras de construcción de viviendas que publicita, pero también con las de producción de petróleo. Y por supuesto, niega la existencia de hiperinflación. La línea comunicacional se puede resumir así: La realidad es la que yo digo que es. Así lo reseña alnavio.com

 

 

El líder soviético Nikita Krushchov solía dudar de las estadísticas de la URSS, a las que incluso llegó a calificar de manera escatológica en sus memorias. En los años 70 del siglo pasado se estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) de la URSS era casi la mitad del de Estados Unidos. Cuando llegó la Perestroika en los 80 con la política de transparencia esa cifra se rebajó a un tercio. Hoy se sabe que nunca fue superior al 20%.

Manteniendo la tradición de las estadísticas de la extinta potencia comunista, lo mismo puede decirse hoy de las contadas cifras que el gobierno de Nicolás Maduro difunde.

 

Así por ejemplo, hace pocos días el mandatario anunció la entrega de la vivienda número dos millones como parte de la denominada Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), iniciada en abril de 2011.

Según las cifras oficiales se ha logrado, por medio de distintos organismos del Estado y en cooperación con países como Rusia, China, Irán y Bielorrusia, edificar y entregar 326.323 viviendas en 2015, 359.874 en 2016 y 572.000 en 2017.

Un monto asombroso que, según la cadena Telesur, haría de Venezuela el país que más viviendas construye en el mundo.

 

 

 

Esa nueva misión cumplió el papel que le correspondió a la Misión Barrio Adentro casi una década antes, una iniciativa sanitaria dirigida a dotar de ambulatorios a la mayor parte del territorio nacional con apoyo masivo de personal médico cubano. En 2003 y 2004, de cara al referéndum revocatorio de esa época, fue crucial pues ayudó al expresidente a ganar aquella contienda electoral.

En el discurso oficial la GMVV ha sido un intento por superar el tradicional déficit habitacional del país, que ha tenido como consecuencia la proliferación de barriadas improvisadas en las principales ciudades desde hace varias décadas, dotando de viviendas gratuitas a la población sin acceso a casa propia o en condiciones poco dignas.

En términos políticos fue un intento de borrar de la memoria colectiva uno de los fracasos más evidentes y monumentales del chavismo en el poder hasta ese momento, pues la construcción de viviendas en 12 años escasamente superaba las 30.000 anuales. El número más bajo de todos los gobiernos venezolanos en medio siglo.

Share

Copyright © 2018 VenezolanosRD. All Right Reserved.
Powered By Joomla Perfect