El dictador venezolano Nicolás Maduro comenzó este fin de semana a purgar a los miembros de alto rango de su ejército que han expresado su oposición a su fracasado régimen socialista.

Por: Ben Kew / Breitbart

Traducción libre de lapatilla.com

En un decreto presidencial emitido a través de los medios estatales el viernes, Maduro anunció que 24 soldados habían sido degradados o expulsados del ejército tras un supuesto intento “por medios violentos de dañar a la República”.

El decreto afirma que los soldados se habían vuelto “indignos de pertenecer a las Fuerzas Armadas Nacionales Armadas (FANB)” y “por haber violado con su conducta los valores y principios que representan al ejército como institución”.

También los acusa de haber “creado un estado de desequilibrio y ansiedad que amenaza la libertad y la independencia de la nación”, así como del “uso excesivo y desproporcionado de armas de guerra que ponen en peligro la independencia y la soberanía de Venezuela”.
Algunos de los individuos degradados de sus posiciones militares incluyen al ex ministro de Defensa de Hugo Chávez y ahora el crítico general encarcelado Raúl Isaías Baduel, el exiliado general Antonio Rivero del partido Voluntad Popular y el capitán Juan Caguaripano, quien el año pasado irrumpió en un cuartel y pidió los militares para derrocar al régimen.

Además de despojar a 13 generales de sus títulos, Maduro ordenó la expulsión de 11 jóvenes soldados considerados desleales al régimen.

Los rangos superiores de las fuerzas armadas venezolanas siguen siendo relativamente leales al gobierno, ya que Maduro sigue nombrando líderes militares para ocupar posiciones gubernamentales poderosas. Mientras tanto, las fuerzas de seguridad se despliegan regularmente como una herramienta represiva contra civiles y disidentes políticos.

Sin embargo, esta última purga es otra señal del desmoronamiento de la autoridad de Maduro sobre los militares, con miles de soldados abandonando sus filas en medio de una devastadora moral baja ya que el régimen no puede proporcionarles raciones de alimentos adecuados o elementos esenciales para vivir en medio de la peor crisis económica y humanitaria en la historia del país

En enero, el ex ministro del gabinete de Maduro, general Herbert Garcia Plaza, le dijo al  Miami Herald  que alrededor de 800 guardias nacionales y 1.200 soldados no habían regresado al trabajo después de las vacaciones de Navidad. Como resultado, las autoridades están tratando desesperadamente de aumentar los beneficios para el personal militar para evitar cualquier posible éxodo.

El mes pasado, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Tillerson,  advirtió  que los militares pronto podrían expulsar a Maduro y gestionar una transición de regreso a la democracia.

“En la historia de Venezuela y, de hecho, la historia en otros países de América Latina y América del Sur, muchas veces, es el ejército el que maneja eso”, dijo Tillerson. “Cuando las cosas están tan mal es que el liderazgo militar se da cuenta de que ya no puede servir a los ciudadanos, gestionará una transición pacífica”.

Share
Copyright © 2018 VenezolanosRD. All Right Reserved.
Powered By Joomla Perfect